Terra

Juanelo en Terra 93 y 94

Publicado por , el Domingo 23 de enero de 2011   
, , , , ,

Juanelo en Terra 93: Amenazas

Juanelo en Terra 94: Presidencialismo

comentarios en facebook

12 comentarios para Juanelo en Terra 93 y 94

  1. Thumb up Thumb down -1
    1

    ¡No puedo creer! Después de casi 3 años leyendo a Juanelo al fin soy el primero en comentar! Jaja :P

    Muy bueno, como siempre, arriba! :D

  2. Thumb up Thumb down 0
    2

    Grande Juanelo…
    Algun día deseo tener tu sabiduria.

  3. Thumb up Thumb down 0
    3

    crei que seria el primero…
    demore mucho

    FELICIDADES DIEGO

  4. Thumb up Thumb down +1
    4

    Diego y Cateco, ¿han pensado en el suicidio ? Es SU opción por lo visto.

  5. Thumb up Thumb down 0
    5

    ajajajajajj dejenlo ser pimedo… lo raro es ser el ultimo ;)
    a todo esto me gusto la primera tira
    juanelo es mas logico que caligula xD

  6. Thumb up Thumb down 0
    6

    no entendi ninugna wea

  7. Thumb up Thumb down 0
    7

    holi! =D

  8. Thumb up Thumb down 0
    8

    gloriosos! echaba de menos esos capitulos qn los que me reía harto y despues me quedaba pensando
    por sobre la media estas tiras!
    grande Can!

  9. Thumb up Thumb down 0
    9

    Cada día el hombre da señales manifiestas de ser incapaz de autogobernarse. Se requerirá que instalen máquinas para que ellas establezcan los patrones de comportamiento que requiere el hombre para no acabar con el planeta, o a sí mismo?

    Muy interesante la segunda tira.

  10. Thumb up Thumb down 0
    10

    Apoyo la moción de Feadim:

    A Diego y Cateco… asteriscadlos! #hedicho

  11. Thumb up Thumb down 0
    11

    Deberían patentar el invento de la segunda tira y enviarlo a todos los países, en México nos URGE un Congresomatic

  12. Thumb up Thumb down 0
    12

    Esto del congresomatic me recuerda cierta historia que leí alguna vez:

    Los Hombres Capaces (De Otrova Gomas / escritor latinoamericano)

    Llegaron los 11.000 hombres capaces que importó el gobierno

    Esta mañana llegaron procedentes de Europa, los Estados Unidos y otras partes del mundo, los 11.000 hombres capaces que con carácter de urgencia mandó a traer el gobierno nacional.

    A las 10 a.m. los 11.000 hombres capaces empezaron a ser desembarcados del vapor que los trajo, entre una enorme multitud de curiosos que se aglomeró en el puerto para ver de cerca la valiosísima importación. Las autoridades portuarias tomaron todas las medidas de seguridad y los protegieron con extremo cuidado impidiendo los intentos de la muchedumbre de tocarlos y estrecharles las manos.

    Los 11.000 hombres capaces, muy serios todos ellos, vestidos de impecable traje negro y con sus respectivos maletines observaban en silencio a la multitud mientras eran desembalados.

    Un fanático emocionado gritó:

    - ¡Vivan los hombres capaces!

    Y la masa picada rugió:

    - ¡Vivan! ¡Vivan!

    La guardia para evitar posibles brotes eufóricos redobló la gente alrededor de los que ya habían sido traídos a tierra.

    Acercándonos a un grupo de los recién llegados le preguntamos:

    - ¿Es cierto que vienen para ayudar a la gente del gobierno?

    El interpelado, hombre de unos 50 años, con una clara parálisis de los músculos irrisorios, no contestó de inmediato. Mirándonos de arriba abajo dijo, después de meditarlo muy bien:

    - Hable con el más capaz de todos nosotros.

    Y nos indicó a uno de sus compañeros que personalmente había asumido el trabajo de desembalar su equipaje para que no se lo dañaran los muchachos de la aduana.

    Nos acercamos y le interrogamos con el temor de quien no está acostumbrado a tratar con hombres capaces:

    -¿Es usted el más capaz de todos?

    -Sí, nos respondió- soy capaz de todo. Soy capaz de nacimiento y provengo de una de las familias más capaces de toda Europa. Puedo sostener cinco conversaciones telefónicas simultáneas mientras le dicto a 3 secretarias y participo en una reunión con varias personas al mismo tiempo que estoy pensando en las consecuencias de una reunión que tendré al día siguiente y estoy calculando la mejor forma de invertir un presupuesto. Por otro lado he ayudado a resolver los más grandes problemas del mundo.

    Una recia tos bronquial subrayaba su desgaste físico en la gigantesca tarea de ser sumamente capaz.

    En el fondo de nuestro corazón nos sentimos sumamente conmovidos por aquel hombre de corte casi sobrehumano que se ocuparía de la definitiva solución de los problemas que nos aquejan.

    - ¿Cuál ha sido el objeto concreto de su venida al país- le interrogamos.

    - Hemos sido contratados por el gobierno para ocuparnos de los distintos Ministerios y las principales direcciones de todos los organismos de importancia.
    - ¿Y es verdad que hay esperanzas?

    - Sí, creo que algo se puede lograr a pesar del estado en que Uds. lo han dejado todo, pero mañana daremos una amplia rueda de prensa después de hablar con el Presidente.

    Casi terminado, los 11.000 hombres capaces fueron entrando en los autobuses que les esperaban siempre protegidos por una fuerte escolta policial.

    La canalla alborozada, poco acostumbrada a ver hombres capaces pegaba gritos de ¡viva! y saltaba radiante de emoción. La Patria estaba salvada.

Deja un comentario

Etiquetas permitidas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>